3 Estrategias efectivas para dar a conocer tu negocio sin gastar mucho dinero

By Stefanía Alemán - junio 05, 2019


¿Estas empezando tu negocio y no sabes cómo promocionarlo?
Hoy te hablaré de tres estrategias efectivas que puedes estar implementando desde ya para que muchas personas te conozcan a ti y a tu negocio.

1. Enfócate en conocer a tus clientes

¿Cuál es el recurso más valioso que tiene tu negocio?
Piensa…
No, no es tu producto, ni tu servicio...son tus clientes.

No importa que tan bueno sea para ti eso que vendes, si a tu cliente potencial no le gusta o no lo encuentra bueno para él, no lograrás vender. Por eso enfócate en crear soluciones que tus clientes realmente desean.

enfoque-cliente-1
  • ¿Cómo hacerlo?

¡Conócelos! Pregúntate cuáles son sus gustos, intereses, desafíos, frustraciones. No te enfoques en hablarles de lo bueno que es tu producto, al contrario diles cómo vas a resolver su problema y el beneficio que vas a traer a su vida con tu producto. Conviértete en esa solución que ellos buscan, como agua que calme su sed.
Ponte en sus zapatos e imagina cuál sería su comportamiento antes, durante y después de comprar tu producto.

  • ¿Donde encontrar información sobre tus potenciales clientes?

¡En internet! Si ya tienes presencia en redes sociales pon mucha atención a todo lo que digan de tu negocio, no te enfoques sólo en lo bueno. Incluso una mala reseña puede ayudarte a encontrar oportunidades de mejora para tu negocio.
También, fíjate en lo que dicen las personas sobre tu competencia, y cómo puedes convertir sus carencias en las fortalezas de tu negocio. El internet y las redes sociales pueden ser un importante fuente de información útil sobre tus clientes

  • ¿Qué hacer para diferenciarte de la competencia?

Una vez que conozcas a tu cliente, pon a su disposición toda la información que sobre tus productos, que sea fácil de encontrar y de entender. A veces pierdes de vender, no porque tu producto sea malo, sino porque tu potencial cliente no entiende de qué manera le vas a ayudar.
Con un sitio web optimizado para móviles puedes poner toda tu información al alcance de las personas siempre que la necesiten: preguntas frecuentes, qué hace tu empresa, contacto, personas que ya te han contratado… en fin, con tu propio sitio web podrás contar todo aquello que tus potenciales clientes necesitan saber de ti antes de hacer una compra.
Un prospecto bien informado y convencido de que tu eres la mejor opción, sin duda se convertirá en tu cliente.


2. Hacer Alianzas estratégicas.


Ok, seguiste al pie de la letra la estrategia 1 de este post pero aun no has logrado los resultados que esperabas: Tus potenciales clientes ya tienen un proveedor y difícilmente se van a cambiar, aunque tu propuesta de valor es muy buena.

giphy


¡Que no cunda el pánico!
Como decía mi padre, para todo hay solución. Aquí esta la opción B.
¡Haz alianzas estratégicas! Júntate con aquellas empresas que tienen un negocio dirigido a un segmento similar al tuyo o que tienen experiencia trabajando en tu campo.
Y no, no me refiero a juntarte con tu competencia. Se trata de aliarte con empresas o personas que están dispuestas a recomendarte porque hacerlo trae un beneficio para ambas partes.
Por ejemplo, estás empezando tu negocio de salón de belleza ¿por qué no hacer una alianza estratégica con una tienda de ropa y haces promociones de descuentos por compras en tienda o servicios en el salón? Ambos negocios se dirigen a un mismo segmento pero de forma diferente. Ambos ganan. O también, si sabes que tu segmento sigue a una influencer, ¿por qué no invitarle a llegar al salon a probar el servicio y recomendarlo? De seguro muchos de sus seguidores estarán de visita por tu salón.


Otro tipo de Alianzas estratégicas es contratando los servicios de empresas que ya tienen experiencia en el sector y que saben cómo escalar un negocio. Si estás empezando en un campo muy competitivo esta podría ser una opción más conveniente. Por ejemplo si sabes que tu servicio tiene mucha demanda en el mercado y no sabes cómo diferenciarte podrías contratar una buena agencia de Marketing con experiencia ayudando empresas similares a la tuya con estrategias que dan resultados.
Sea cual sea el tipo de alianza que decidas hacer procura que la empresa comparta valores y principios similares a los tuyos.

3. Vender tu marca personal


Bueno, si no te termina de convencer la opción B, hablemos de la opción C.
Conviértete tú en ese experto que recomienda las mejores opciones, ese influencer cuya opinión es muy respetada en el sector.
No te estoy hablando de comenzar a subir fotos con boca de pato o subir memes y llenar de spam el feed

marca-personal-2

¡NO!
Si eres una persona con mucha experiencia en determinado sector, es hora de monetizar todo ese conocimiento.
¿Cómo?
Supongamos que llevas 10 años en el sector de jardinería. Con tanto conocimiento encima, ¿Porque no escribir un blog sobre consejos para tener el jardín de tus sueños?
Con una buena estrategia de SEO, muchas personas van leer tu contenido y te reconocerán como un experto en el sector.
Ya se que estas pensando ¡Se van a copiar mi técnica, mi secreto, no debo compartirlo! ¿Pero recuerdas a aquel chef famoso que empezó mostrando recetas en un programa de televisión y ahora tiene su propio show? Muchas personas podrán copiar su receta pero el es el original, muchas personas siguen lo que él dice porque él es reconocido en su campo: Es porque él comparte su conocimiento.

marca-personal



Y tu no necesitas pagar carísimos espacios en la televisión, solo se trata de empezar a compartir tu conocimiento en un blog y las redes sociales. Con un poco de tiempo y esfuerzo la gente comenzará a pensar en ti cuando en ti cuando necesiten un servicio como el que tu ofreces. ¡Y que sabemos si en un futuro te conviertes en un experto famoso gracias a tus blogs!

 

Las oportunidades no pasan, las creas


Si, seamos honestos, no hay una receta secreta para lograr el éxito, pero lo cierto es que si no actúas estarás aún más lejos de lograr tus metas.
¡Vamos inténtalo! Si no quieres gastar mucho dinero, implementar una de estas estrategias puede ser un buen comienzo.
Todo se trata de prueba y error, si algo no funciona, reflexiona sobre lo bueno y lo malo y vuelve a intentarlo, ya diste un primer paso no te detengas.
Prueba 1, 2 o las 3 estrategias y cuéntame cual te ha funcionado mejor. Te estaré leyendo.

Comentarios

Reciba consejos mensuales gratuitos para mejorar su negocio